Inbound marketing en el sector inmobiliario

La irrupción de Internet ha cambiado por completo la publicidad. La época del marketing clásico (radio, televisión, anuncio en la prensa) ya quedo atrás y ahora es necesario que las agencias inmobiliarias atraigan a sus futuros clientes con el inbound marketing.

Cómo conseguir nuevos clientes con Inbound marketing inmobiliario

El inbound marketing en el Real Estate se centra en aportar toda la información posible sobre los bienes inmuebles para que el usuario pueda encontrar, comparar y tomar una decisión dentro de una misma página web. Gracias a los contenidos publicados, se puede guiar al usuario a lo largo del proceso de compra.

A fin de cuentas, el usuario agradece la información contrastada o la opinión de otros como él más que la intromisión publicitaria. Por tanto, consiguiendo un detallado y correcto marketing de contenidos aumentan las probabilidades de éxito en la venta.

Definición del buyer persona en el marketing online inmobiliario

La publicidad ya no es unidireccional, desde la televisión al sofá de casa. Al contrario, el cliente decide cuándo, dónde y el canal. Así que, el usuario es el protagonista, y conocerlo es trascendental. Entender sus deseos y gustos, así como solucionar sus necesidades, debe ser el objetivo del sector inmobiliario.

 

El buyer persona es una técnica que se utiliza para perfilar al futuro cliente(s). Estas figuras se elaboran recopilando información. Existen varias fuentes para obtener este tipo de datos:

 

  • Datos demográficos en entrevistas, encuestas o Focus groups.
  • El origen del tráfico de tu web.
  • Empresas y organizaciones de reporting como Nielsen o centros de estadísticas oficiales.

Tendencias en redes sociales.

Ejemplos de buyer persona en el sector inmobiliario

Generalmente, en el sector inmobiliario hay tres tipos de comprador objetivo: el empresario joven, los recién casados y las personas mayores.

En primer lugar, el empresario joven cuenta con solvencia económica para comprar una nueva vivienda, en zonas exclusivas de la ciudad o con excelente comunicación. Pisos pequeños o medianos, pero con diseños modernos.

En segundo término, los recién casados, o parejas a punto de casarse, suelen buscar casas amplias o pisos de dos o más habitaciones. En zonas tranquilas y con escuelas cerca para poder llevar a sus hijos.

Como último buyer persona, encontramos a las personas mayores, quienes principalmente buscan tranquilidad en zonas residenciales. Casas pequeñas para la pareja y con parques, supermercados y hospitales a mano.

¿Cómo tratamos a cada buyer persona dentro del proceso de compra?

En Internet cada usuario decide su camino, por tanto la estrategia del Inbound marketing para un cliente u otro debe ser distinta. La respuesta de la agencia inmobiliaria es distinta a alguien que solo se quiere informar de la oferta en la ciudad, que a alguien que ya tiene claro el barrio y el precio dispuesto a pagar.

Aquí unos ejemplos:

Etapa de exploración: el cliente utiliza los buscadores para conocer las zonas para comprar viviendas, lee artículos o mira fotografías en Internet. Por tanto, los contenidos deben ser descriptivos de inmuebles o de zonas residenciales. Además, han de tener una buena optimización SEO para posicionarlos.

Etapa de toma de decisiones: el cliente ya posee toda la información, ahora consulta opiniones tanto en nuestra web como en redes sociales sobre la propiedad inmobiliaria. Se debe potenciar el Inbound marketing que involucren las recomendaciones de terceros, además de alentar a la compra con alguna Call to Action.

Etapa de compra: el cliente decide dar el paso, así que el contenido debe ser para agilizar el proceso, para dar facilidades de pago, para informar en todo momento. Es primordial que el cliente se sienta tranquilo.

Etapa de recomendar: si todo el proceso funciona perfectamente, podemos conseguir una recomendación por su parte y que sea un abanderado de nuestra marca entre sus conocidos.

Como ves, el Inbound marketing inmobiliario sirve para adaptar cada contenido tanto al buyer persona como a la fase dentro del proceso de compra. La publicidad ya no es como en tiempos de Mad Men, donde las marcas eran las que marcaban la pauta. Ahora, el único protagonista es el cliente y la agencia de Real Estate debe responder a sus preguntas y solucionar sus peticiones.

Si te ha gustado o te parece útil esta entrada, ¡comparte el post!

Comments are closed.