Cómo medir la efectividad de nuestro plan de marketing

Medir los resultados de tu plan de marketing es tan importante como la planeación y ejecución del mismo, para ello hay varias formar de medir si el plan que hemos formulado cumple con los objetivos trazados o no.

En primera medida, la medición de nuestro plan de marketing debe empezar por fijar muy bien los objetivos que queremos cumplir. Recordemos que los objetivos deben ser medibles en el tiempo, razonables, aceptables y muy específicos.

Por lo anterior, debemos establecer el tiempo que nos llevará cumplir cada uno de nuestros objetivos y cuáles serás los parámetros para medir cada uno. Todo depende de los planteamientos que tengamos en nuestro plan de marketing. Las siguientes son algunas formas de medir nuestros resultados:

.

Visitas e interacciones

Si dentro de este tenemos programadas una serie de publicaciones en Redes Sociales, muy seguramente la forma de medir su efectividad sea con la cantidad de impresiones, comentarios e interacciones que tenga, así como la veces que el usuario hace clik sobre nuestro call to action.

En el caso de las publicaciones en Redes Sociales, tenemos que lanzar varias publicaciones del mismo tema y probar cuál funciona mejor. No tenemos que casarnos solo con un post, ya que en la variedad podemos ver qué mensaje funciona mejor con nuestros usuarios.

Igualmente, las visitas a la web son una forma de medir nuestros objetivos. Las visitas generan tráfico, pero a su vez, gracias a la visitas que llegan a nuestra página conocemos qué tipo de usuario que navega en nuestra web.

Retorno de inversión (ROI)

De otra parte, y muy importante en nuestras mediciones es el Retorno de Inversión (ROI), que está directamente relacionado con la inversión que hacemos en nuestra campaña de marketing y el beneficio que obtenemos de las misma. En este punto, en lo posible, se recomienda siempre incrementar la inversión en marketing, con el fin de obtener mayor retorno.

Saber calcular el retorno de inversión es vital para conocer detalladamente los resultados de nuestra campaña de marketing, con sus aciertos y errores.

Embudo de conversión

El embudo o tasa de conversión es la que nos permite saber en detalle los usuarios que cumplen totalmente con nuestro objetivo. Es decir, podemos rastrear cada uno de los pasos que el usuario da para llegar a hacer una compra o establecer contacto con nuestra inmobiliaria, permitiéndonos detectar y corregir errores a tiempo. Ademas de conocer el target que está llegando a nuestra web.

Embudo de ventas

Nos permitirá medir la cantidad de ventas que hacemos por nuestra web. Por eso es muy importante que al momento de definir los formularios para nuestros usuarios, estos sean muy sencillos e intuitivos, de manera que finalmente se conviertan en clientes.

En el caso inmobiliario, es muy complejo vender una casa o apartamento por Internet, pero lo que sí podemos hacer es conducir la intención de compra las personas que consultan nuestro site.

Las anteriores son solo cuatro formas de medir la efectividad de nuestro plan de marketing, en el que se unirán y concentrarán todas las fuerzas. Ya que el plan y todas las acciones que se establezcan dentro del mismo deben ir en la misma dirección.

Con la medición que hacemos de cada uno de los objetivos planteados podremos ver qué tanta recordación genera nuestra marca. Sí desglosamos al máximo los datos que no arroja cada item, podremos obtener diferente lecturas de la eficacia de nuestro plan de marketing.

En definitiva y para no alargarnos más, vemos que queda prohibido emprender acciones de marketing sin un plan claro y conciso, pero además sin objetivos que realmente se puedan cumplir. Objetivos que estén a nuestro alcance y que nos permita desarrollar una a una las acciones de marketing con la que queremos llegar a nuestros objetivos en ventas.

Comments are closed.