Diferencias entre landing page, microsite y web inmobiliaria

Vender bienes inmuebles en Internet es un proceso largo y complejo, ya que la compra de la casa representa una gran inversión para el comprador. Por tanto debemos ayudarnos de diversas herramientas que nos da el diseño web para conseguir nuestro objetivo, como una landing page inmobilaria, un microsite pensado para Real Estate o bien diseñar una web inmobilaria que nos posicione en Google.

¿Qué es una landing page inmobiliaria?

La landing page es un tipo de web donde llega un usuario que se ha interesado por nuestros bienes inmuebles. Suele surgir de una campaña de SEM o procedente de un Call To Action que llame la atención del cliente, convirtiéndose así en el principio del embudo de conversión.

La landing page inmobiliaria está preparada para generar leads, es decir, conseguir los datos de contacto del usuario. Así que el visitante debe rellenar un formulario simple con el nombre, apellido, mail y teléfono (como mucho) para realizar la solicitud, y de esta forma convertirse en cliente potencial.

La web debe ser limpia y evitar distracciones, en otras palabras, solo queremos obtener los datos del usuario interesado en esta promoción inmobiliaria. Así que debemos eliminar contenido que despiste al futuro comprador. Si conseguimos que rellene el formulario, nuestro objetivo se habrá cumplido.

Además, desde enero de 2018 Google premia las webs que funcionen mejor en móvil. Por tanto, debemos diseñar una landing page inmobiliaria totalmente responsive y que se adapte a todos los dispositivos.

Por último, es necesario contar con varios modelos de páginas de aterrizaje para la misma promoción inmobiliaria. De esta manera se podrán testear y realizar las modificaciones necesarias hasta conseguir la landing page inmobiliaria más transaccional.

¿Para qué sirve un microsite inmobiliario?

Un microsite de Real Estate es útil para que el usuario tenga más información sobre un inmueble concreto. Es una web donde se describe una promoción inmobiliaria específica. Debe ser clara y funcional, además de fácil e intuitiva.

Es decir, en esta web el cliente encontrará la descripción básica sobre los pisos que se venden, por ejemplo, los metros cuadrados y las habitaciones de cada piso, también, la ubicación del solar y puntos de interés cercanos, sin olvidarnos de fotografías del edificio, planos, memoria de calidades, etc.

¿Y por qué no? Un mapa donde el usuario pueda calcular el viaje entre su trabajo o la escuela de los niños y este edificio. O una calculadora de cuotas de la hipoteca que se adapte a cada precio.

Esta información es muy útil para el usuario, pero también para la promotora ya que los datos de contactos son leads cualificados, es decir, compradores segmentados con interés, no solo con ganas de comprar un piso en la zona, sino en esa promoción en concreto.

Es una gran ayuda comercial, ya que genera una base de datos sobre los usuarios interesados en el edificio, así que se pueden programar campañas tanto de SEM, Display o email marketing dirigidas solamente a ellos.

Es más, el microsite inmobiliario debe permitir que un interesado programe una visita al edificio, y automatizando el proceso, el día anterior le enviamos un SMS personalizado recordando su cita.

Características de una buena web inmobiliaria

Además de landing pages que consigan datos y de microsites de promociones específicas, es necesario una web inmobiliaria esté pensada para posicionar en los buscadores de la empresa que realiza la promoción. Además de conseguir tráfico, una web da confianza al usuario al saber y conocer que hay una empresa real, pudiendo conocer sus valores, forma de trabajar y otras promociones, generando marca.

Algunas de las características básicas para que tu web aparezca en los primeros resultados de Google son:

• Contenidos SEO optimizados: en cada texto, imagen y enlace debes utilizar las keywords importantes para el sector inmobiliario.
• URLs SEO friendly: que sean URLs de fácil comprensión para el ojo humano, que leyendo la dirección se pueda reconocer el nombre de tu web y el servicio que ofrece.
• Webs responsive: la web debe poder cargarse en todos los dispositivos móviles, si no Google penaliza.

¿Te ha parecido interesante? ¿Has probado distinto tipos de landing pages inmobiliarias? ¿Utilizas microsites para dar a conocer tus edificios? En ese caso, cuéntanos tu experiencia en los comentarios y si te ha resultado útil ¡comparte esta entrada!

Comienza a crecer

Descubre lo que podemos hacer por tu negocio.

Simplemente rellena el formulario y nos pondremos en contacto inmediatamente.

Datos contacto








Datos empresa








Acepto y he leído la política de privacidad




Comments are closed.