¿La tienda física y el e-commerce pueden convivir?

Con el auge del e-commerce, la tienda física está variando su esencia. Las tiendas y los centros comerciales se están reconvirtiendo en puntos logísticos, centros de almacenaje y de organización del reparto de los pedidos, a menudo, en detrimento de el espacio dedicado a la venta. En otras palabras, los metros cuadrados dedicados a espacios comerciales en el futuro serán menos mostrador y más almacén.

Tiendas Brandship y Flagship, el nuevo sector inmobiliario del retail

El mercado inmobiliario para tiendas se está polarizando siguiendo el empuje del comercio electrónico. Por un lado, encontramos las nuevas Brandship, espacios donde el usuario va a disfrutar de toda la experiencia de la marca. Por el otro lado, en las Flagship el cliente va recoger su producto comprado en la web o bien en esa tienda solo hay una colección concreta de la marca. 

Esta división se debe a que el comercio online crece a la vez que baja el tráfico de personas en las tiendas. Esto llevó a replantear la estrategia de las tiendas. En otras palabras, las marcas tendrán tiendas emblemáticas y a la vez centros de distribución o de recogida de compra.

Las tiendas físicas se mudan al centro de las ciudades para ser más efectivas

La caída constante de clientes en centros comerciales alejados de las ciudades hace replantear dónde ubicar las tiendas grandes, sus Brandships. Las grandes marcas se centran en mudarse al centro de las urbes para asegurarse más contacto con los clientes y dejar al online al resto de usuarios. 

La tendencia es que cada vez haya menos tiendas, pero sin perder metros cuadrados comerciales. Es decir, las marcas, sobre todo de moda, se centran en montar megastores, cerrando los puntos de venta más pequeños. 

El alquiler al alza en el sector terciario

El alquiler es tendencia en Real Estate de tiendas. Grandes marcas de ropa como Inditex, Mango o H&M optan por ocupar espacio comercial alquilando sus grandes tiendas del centro. El arrendamiento aporta 

flexibilidad para abrir y cerrar tiendas de forma rápida y sin la inversión que representa la compra del inmueble. Por lo que el alquiler comercial en el centro de las ciudades se convierte en una batalla para los nuevos inquilinos. 

Asimismo, las marcas necesitan cada vez más espacio para sus centros logísticos. La omnipotente Amazon también opta por el alquiler para ampliar sus bases de operaciones. El suelo logístico de Madrid y Barcelona fue adquirido en gran medida por la empresa de reparto a domicilio. Y tampoco se quedan atrás Carrefour o Mercadona. 

Este impulso no se da tanto en el centro de las ciudades, sino que se ve reflejado en los polos urbanos más alejados del centro. Ahora bien, que no esté en el centro no es igual a tardar más. Al contrario, el usuario valora la inmediatez y Amazon ya reparte en menos de dos horas. 

Como podemos comprobar, para el consumidor es importante la proximidad y la inmediatez en al recepción del pedido. Por tanto, el plan de llevar las tiendas a las afueras no tiene mucho futuro. 

En resumen, las marcas cada vez dedican más metros cuadrados al almacenaje y a la logística que a la venta en sí. De esta manera la recepción del pedido por parte del cliente es más rápida, casi instantánea. Además, el alquiler es la nueva tendencia, tanto para las nuevas tiendas físicas en el centro de las ciudades como para los centros de organización de operaciones. 

¿Están pensando en alquilar tu próxima Brandship o en invertir en un centro logístico? Si te ha parecido interesante el artículo, comenta y publica este post.

Suscríbete y recibirás artículos, novedades y tendencias del marketing inmobiliario

Benefíciate de una de las mayores fuentes de información del marketing inmobiliario. Videos de actualidad inmobiliaria, últimas tendencias en marketing, innovación tecnológica del sector… y mucho más.

Todas las claves y consejos para potenciar tu actividad comercial.

Permisos de contacto

Acepto las condiciones legales y política de privacidad

Comments are closed.