Big Data inmobiliario, por qué utilizarlo y sus ventajas

Cualquier movimiento que hagamos con nuestros teléfonos o dispositivos, por insignificante que sea, genera datos sobre nuestros gustos y preferencias a las grandes empresas. De esto trata el Big Data de esa serie de que se generan a nivel masivo que debido a su complejidad y envergadura necesita de aplicaciones informáticas para que sean procesados y tratados correctamente.

Qué es el Big Data inmobiliario

Como se mencionó anteriormente, el Big Data permite analizar de forma masiva un gran volumen de datos. En el sector inmobiliario nos ayuda a recoger la información de nuestros futuros clientes

Este tipo de tecnología hace que todos esos datos que se reúnen se conviertan en información útil para identificar las tendencias del mercado, sus costos y tendencias con el fin de optimizar la experiencia que se ofrece a cada uno de nuestros clientes.

Además, permite que de una manera mucho más ágil se puedan analizar tendencias de negocio, oportunidades y estrategias a poner en marcha en nuestro sector. En el inmobiliario concretamente, se pretende fortalecer y apoyar la eficacia en la toma de decisiones tanto de nuestros clientes como de inversionistas.

Así, en el sector del Real Estate el Big Data no solo sirve para recopilar datos, sino para identificar el perfil de esos posibles compradores y clientes. Nos permite crear estrategias mucho más alineadas y enfocadas a un usuario específico, optimizando tiempo, recursos y adelantándonos en decisiones que fortalecerán nuestro negocio.

Beneficios y ventajas del Big Data

De acuerdo con un estudio que hizo HSCB sobre nuevas tecnologías, el uso del Big Data, en su análisis de datos cambiará por completo los tres pasos en la negociación de un inmueble; búsqueda, negociación y decisión final.
Entre los beneficios que el Big Data trae a las inmobiliarias se destacan las siguientes:

Todas las búsquedas y consultas que hacemos en la red generan datos, esto ha hecho que tanto usuarios como empresarios puedan acceder casi que desmedidamente a todo tipo de información.
De esa manera, es muy fácil buscar inmuebles para arrendar o comprar en las zonas que nos gustan. Gracias al big data muchas inmobiliarias pueden hacerse a una idea del tipo de vivienda que queremos, en dónde la queremos y cómo la queremos, distancias, comercios y facilidades que buscamos.

Muchos usuarios y posibles compradores prefieren hacer uno o más cálculos antes de comprar una vivienda, para ellos existen una gran variedad de calculadoras virtuales. Con el Big Data podemos obtener información realmente valiosa, por ejemplo los datos económicos detallados de las personas que están interesadas en comprar la vivienda.

Con la utilización de este tipo de herramientas y datos que nos permiten saber rápidamente si los interesados son aptos o no para la compra, se pueden tomar mucho más rápido decisiones tanto de compra como de venta. Con una simulación, podemos saber en menos de 5 minutos si nuestro cliente es apto o no.
De esta manera, el uso del Big Data y su inclusión en nuestra estrategia comercial será todo un acierto con el que podremos perfilar y conocer mucho más a nuestros futuros clientes.
Para ello, disponemos de aplicaciones y herramientas muy fáciles de usar, que nos permitirán afinar nuestro plan y que sobretodo nos ayudarán a  cumplir con los objetivos que nos hemos trazado en la planificación de nuestras estrategias.

Comments are closed.